¿Viajamos al paraíso?

domingo, 5 de agosto de 2012

Hace mucho tiempo que te quiero decir algo. No sé, muchas veces no me sale. Cuesta expresarlo. Verás, fue fácil enamorarme de ti, no sé en qué momento exacto ocurrió, ni cómo. Pero sí sé el por qué... Porque eres especial, porque contigo puedo ser yo y me siento perfecta estando a tu lado. Y el mundo se me queda pequeño y siento que soy feliz. Es una buena sensación, sientes que todo fluye. Siento que eres todo lo que necesito. Que tienes unos preciosos ojos azules y esa nariz que me encanta. Que tu mayor defecto es ser así de bueno. Que cuando te falten horas en tus días, vengas a robármelas a mí. Me haces olvidarme de todo, de los problemas, del tiempo y del espacio. Y que me encanta recorrer uno a uno tus lunares y también la forma en la que me besas en el cuello y justo en la parte superior de mi oreja izquierda. Y me gusta la manera en la que haces que quede mal, tus bromas y las voces que pones para hacerme reír. Cuando te ríes a carcajadas y cuando haces que me sienta protegida en todo momento. Y te digo que no te voy a perder nunca y que contigo, voy a multiplicar todos los 18 por ese ocho que tumbaremos juntos.
PD: Te quiero, amor. 

Te odio.

¿Sabes una cosa? Te odio. Y tengo infinidad de razones para hacerlo. ¿La primera de todas? Esa forma estúpida, pero tan adorable que tienes de burlarte de mí. También la forma que tienes de ignorarme, de aparentar que nada te importa. ¿Otra de las razones? Tu sonrisa. La tienes siempre y más de cien mil chicas darían lo que fuese para ser razón de ella. Te lo aseguro. ¿La cuarta razón? Cuando guiñas. Sí, eso. Te vas y no lanzas un beso, sino un guiño y acto seguido te giras. Y me encanta. Te odio por la manera que tienes de ridiculizarme, de llevar la razón. Te odio porque eres estúpidamente perfecto y me siento así contigo. Te odio por el modo que tienes de hacerme reír y por tu voz. Y más aún te odio por la manera de quererme que tienes. Te odio, porque a pesar de intentarlo, ni se me pasaría por la cabeza el hecho de odiarte.

miércoles, 25 de julio de 2012

J.

Él es especial. Es simple, pero a la vez, está lleno de misterios. Está dispuesto a luchar, a plantar cara. Es incapaz de decirle que 'no', aunque lo intenta. Eso sí, siempre se suele salir con la suya. Tiene unos ojos azules, color cielo. Ve la vida como un juego, desde su punto de vista. Se lo toma toda a broma y pocas veces habla en serio. Cuando le hablan de ella, saca una gran sonrisa. Pero no es una sonrisa cualquiera, sino de estas que no se olvidan. De las que te gustaría ver una y otra vez al otro lado de la almohada. Es increíble, puede hacerte reír con tan sólo unas palabras. Es un cielo, como sus ojos. Es el tipo de persona que no querrás olvidar en la vida, que poca gente tiene. Pero, él es de ella.

lunes, 20 de febrero de 2012

'A veces lo que buscas está tan cerca, que cuesta verlo'

A veces estamos tan ilusionados con algo, que no nos paramos a mirar a nuestro alrededor. Apostamos por la opción más atrayente, más obvia, más fácil... Y tiramos hacia adelante. No miramos las consecuencias, nos guiamos por impulsos, por decisiones alocadas. No miramos lo que siempre ha estado aquí, esperando a que frenemos y nos demos cuenta de lo que tenemos. Pero, puede, que cuando reacciones y ocurra, sea demasiado tarde.

miércoles, 11 de enero de 2012

Sólo tú

Ya es hora de pasar página. No pretendas pararte en un capítulo que se cerró hace tiempo, pero que solo tú mantienes abierto por el miedo a olvidar, a que desaparezca de tu vida la persona que más has querido en este mundo. Que esa persona, que en su momento te pareció que era imprescindible, es otra más y poco a poco, el recuerdo se desvanece. Que tienes un libro muy grande, para seguir escribiendo, nuevas historias y experiencias, pasando páginas, e intentando olvidar las historias ya más viejas. Cada día escribes tu destino, recuerda, sólo puedes cambiarlo. No te pares en una historia de la historia de tu vida, sigue adelante, que la vida sigue.
Claudia.

Es un texto que he encontrado, que hice hace bastante tiempo. Espero que os guste, un beso:)

sábado, 31 de diciembre de 2011

2011.

Si tuviera que definir este año en una palabra sería diferente. Diferente por las diversas personas a las que he conocido y que han marcado mi vida. Diferente por las distintas sensaciones que he llegado a sentir. Diferente por los muchos recuerdos vividos. Simplemente todo ha sido así, diferente. Algunas cosas que han cambiado a mejor y otras, a peor. Otras que han seguido su curso. Pero yo me quedo con las buenas experiencias, aunque también guardo mis errores. En este año, se han unido personas, otras las hemos dejado por el camino. No puedo decir que haya sido un año perfecto, pero si un año inolvidable. Como todos. Este año me trae cosas buenas, y me alegro de ellas, aunque animo a los que han tenido sus dificultades, tranquilos, ya habrá tiempos mejores. En su conjunto ha sido un año bueno y sí, os tengo que dar las gracias por vuestra sinceridad. Por el cariño y por el apoyo. Gracias, porque sin vosotros, nada sería igual. Brindemos porque este nuevo año que entra sea mucho mejor que los anteriores.




Claudia.