¿Viajamos al paraíso?

martes, 22 de noviembre de 2011

Se nos fue el amor.

Querido tú: 


Lo primero que quería decirte en esta carta es que lo siento. Lo siento por haberte fallado. Lo siento por no haber cumplido nuestra promesa. Lo siento por hacer que nuestro 'para siempre' haya durado cerca de dos meses. Y tú te preguntarás... ¿A qué viene decirme esto ahora? ¿Estará loca? ¿Un poco tarde, no? Pues sí, un poco. Esto no es para decirte que me arrepiento, ni mucho menos, sólo quería decirte eso, que lo sentía. Sé perfectamente que fue lo mejor, ahora tú tienes tu vida con otra persona, ¿y yo? pues intentando ser feliz y disfrutar a cada momento. Que aquella tarde pasó algo, no sé, se nos acabó el amor. Creo que tú también pensabas lo mismo. Pero ya sabes, no hay mal que por bien no venga ¿no? Mira yo soy feliz, tú siempre lo has sido. ¿Es lo que queríamos, no? Felicidad. Que pondrás una sonrisa a todo lo que se te pase por delante, y eso... Eso es lo importante.

Sinceramente, 

Claudia.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Quizás cuando lo entiendas, sea demasiado tarde...

Antes de que no quieras ni verme, de que me niegues una sonrisa o de que me llegues a odiar, te diré que ninguno de mis "te quiero" fue falso y que durante los 57 días que estuve contigo te quise como ningún otro. Pero dicen que todas las cosas tienen su fin y yo temía que nuestra historia tuviese uno. Dicen que cuando te planteas si quieres a alguien ya has dejado de quererla para siempre, y eso me ocurrió a mí. Y te diré que es una de las peores sensaciones, ver como la pasión, el amor, el deseo, se van convirtiendo en cariño, es algo aterrador. No hay día que me pregunte como estarás, como te habrá ido el día o que estarás pensando en ese momento. Extraño conectarme y que al instante me hablen y seas tú, que alguien me diga como me echa de menos o que está deseando verme o que me pregunten como estoy. Echo de menos que me recuerden constantemente lo tonta que soy y lo pequeña que parezco. Que al verme, sonrías o te rías de mis tonterías. Echo de menos cada parte de ti.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Tenías una sonrisa de esas que no se saben poner así como así.

Querido John.

La mala noticia es que este lugar, me hace sentir la falta del otro. Pero la luna está llena, lo que me hizo pensar en ti. Pues sé que no importa lo que estoy haciendo, y donde estoy, esta luna será siempre del mismo tamaño de la tuya... del otro lado del mundo.