¿Viajamos al paraíso?

sábado, 31 de diciembre de 2011

2011.

Si tuviera que definir este año en una palabra sería diferente. Diferente por las diversas personas a las que he conocido y que han marcado mi vida. Diferente por las distintas sensaciones que he llegado a sentir. Diferente por los muchos recuerdos vividos. Simplemente todo ha sido así, diferente. Algunas cosas que han cambiado a mejor y otras, a peor. Otras que han seguido su curso. Pero yo me quedo con las buenas experiencias, aunque también guardo mis errores. En este año, se han unido personas, otras las hemos dejado por el camino. No puedo decir que haya sido un año perfecto, pero si un año inolvidable. Como todos. Este año me trae cosas buenas, y me alegro de ellas, aunque animo a los que han tenido sus dificultades, tranquilos, ya habrá tiempos mejores. En su conjunto ha sido un año bueno y sí, os tengo que dar las gracias por vuestra sinceridad. Por el cariño y por el apoyo. Gracias, porque sin vosotros, nada sería igual. Brindemos porque este nuevo año que entra sea mucho mejor que los anteriores.




Claudia.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Recuerdos y más recuerdos

De pronto, me paralizo. Mi mente se ha quedado en blanco y por un momento mi mente ha empezado a rebobinar unos meses atrás. Seis, exactamente. Un día de verano, pero no uno cualquiera. La despedida de una persona muy especial. Una víctima de la distancia. Maldita distancia que se propuso separarnos. Él se va pero promete volver. Y pasan meses, una pizca de cariño, una cuchada de amor y cinco de olvido, hacen que otra persona entre en mi vida y me olvide de lo que en su día me prometí. Pero por circunstancias todo se acaba. El tiempo no se detiene. La vida sigue su curso. Todo pasa... Aquí estoy yo echando de menos lo que un día fuimos y lo que planeamos que seríamos. Extrañando cada instante y cada recuerdo. Y deseando que algún día vuelvas y te quedes para siempre.

domingo, 25 de diciembre de 2011

¡FELIZ NAVIDAD!


Me vais a tener que perdonar. Quería hacer un bonito texto para contar lo que ocurre, sentimientos y de más, pero no tengo hoy mucha imaginación. Así que solo me queda desearos un feliz navidad y prospero año nuevo. Muak!

sábado, 24 de diciembre de 2011

Odio a mi corazón, por no quererte como te querría yo.

Entiende que si no estoy contigo
es porque sin mí estarás mejor
que no puedo sentir lo que un dia sentí,
si, se acabó
Por favor entiéndelo, no te das cuenta
de que este amor ya terminó.
Que tengo claro que en este juego de
dos solo juega un corazón.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Recuerdos que llegan sin avisar, transportan al pasado y nublan el presente

Tarde de lunes. Sentada en la silla, con un libro abierto y un par de papeles tirados. Tengo un lápiz a mano y un papel en blanco. Por un momento, me quedo en blanco y mi mente vuela. Estoy ahí, en la puerta principal de mi parque favorito. Miro la hora un par de veces por segundo. Saco el móvil, miro, lo guardo, lo saco, lo guardo. Lo mismo cada cinco minutos. Empiezo a ponerme nerviosa, sacó un chicle y mastico rápidamente. Miro hacia el frente y me llaman por detrás. El corazón me empieza a latir de forma acelerada. Me giro y ahí está él. Se ríe y bromea. Se me escapa la risa tonta y me quedo callada. Me pregunta qué adónde vamos y caminamos hasta el final del parque. Vemos un banco y me siento, él me sigue y... De repente, aterrizo en el día de hoy, los recuerdos dejan de reproducirse en mi cabeza. Un escalofrío recorre mi cuerpo. Es como si por unos minutos hubiese vuelto unos meses atrás. Es como si lo hubiese vivido otra vez. Ha sido una sensación muy extraña, no sé, empiezo a comerme la cabeza por tonterías. A veces creo que no me entiendo ni yo. Miro la hora, ¡joder las 20:12! La sensación me ha durado mucho más de lo que creía. Me despido de mis pensamientos y le digo hola a la vida real. Y es así, unos recuerdos que llegan sin avisar, transportan al pasado y nublan el presente.


Claudia.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Alguien así

No pedía tanto. Sólo alguien que me abrazase cuando tuviese frío. Alguien con quien compartir cada 14 de febrero, ¡qué diablos! todos los días de mi vida. Alguien que diese su vida por intentar hacerme sonreír, alguien que me regalase cada te quiero, cada suspiro, cada sensación. Alguien que con solo una mirada me quitase el miedo. Alguien que nunca se hartase de mí y que no se pusiera celoso de cada chico que se me acercase, bueno o sí, que al menos demostrase que lo mucho que le  importo. Que bromease y que me enfadase por tonterías y que cuando estuviésemos juntos fuéramos lo más parecido a perfectos. Alguien que a pesar de todos mis defectos, me tratara como una princesa.



Claudia

jueves, 8 de diciembre de 2011

¿Y a ti?

¿Nunca te han entrado ganas de irte? ¿De abandonar? ¿Nunca has sentido que la vida se te cae a pedazos? ¿Que todo te supera?

domingo, 4 de diciembre de 2011

SEAMOS REALISTAS, HAGAMOS LO IMPOSIBLE.

Y tú, ¿conoces esa sensación?

¿Alguna vez has visto a alguien y has empezado a temblar? ¿O te has acercado, y tu corazón ha comenzado a latir rápidamente? ¿Alguna vez has pensado tanto en alguien que se te olvidó lo que hacías?


Si tú respuesta es sí... he decirte que te has enamorado.